El sentido común es la llave del éxito

Enlace original de la imagen

Un par de estadounidenses escriben un libro sobre los beneficios del uso del sentido común para los individuos y las instituciones.

Hacer lo correcto ayuda a las personas y a las organizaciones a lograr el éxito. Sin embargo, saber qué es lo correcto no es algo fácil.

En el libro Sentido común: la forma correcta de hacer lo correcto los autores Barry Schwartz y Kenneth Sharp explican que es posible desarrollar un buen criterio que ayude a la gente a tomar las decisiones adecuadas. Ellos aclaran que el proceso requiere de práctica, equivocación y determinación.

El sentido común

El concepto del sentido común viene de Aristóteles. Schwartz explica que el filósofo griego planteó dos argumentos sobre este comportamiento.

“Uno, que no hay reglas éticas o principios que nos digan qué es lo correcto en toda situación”, explica el autor. “El mundo es muy complicado, variado y usted necesita usar su juicio, que es lo que Aristóteles denominó sabiduría. Y sabiduría popular o práctica es lo que utilizamos todos los días al interactuar con nuestros amigos, nuestros hijos, nuestros pacientes o estudiantes. No es un ideal abstracto. Es algo muy concreto y lo ves en cómo tratamos a las otras personas diariamente”, dijo Schwartz.

La sociedad y las instituciones crean reglas, procedimientos y programas de incentivos para estimular a la gente a hacer lo correcto, pero Schwartz escribe que seguir estas regulaciones ciegamente no siembra sabiduría. Y aunque esos libros de normas son necesarios, el tomar la decisión adecuada, ya sea en el trabajo, enseñando, con un paciente, etcétera, requiere de experiencia, intento y error, aprender de esos errores y tener la oportunidad de hacerlo otra vez.



Poner la sabiduría en práctica

Schwartz y Sharp dicen creer que la sabiduría y el sentido común se pueden poner en práctica y en su libro hablan de los “renegados”.

“Estas son las clases de personas que trabajan dentro de un sistema que desestimula la sabiduría y el sentido común. Por ejemplo, es el profesor que tiene que seguir un texto, pero encuentra la forma de evitar las reglas para lograr mejores beneficios en los estudiantes. Hay muchas personas así alrededor, pero están nadando a contracorriente. No tienen ayuda y de hecho pueden perder sus trabajos si descubren lo que hacen. Las instituciones que tienen más futuro son las que aprecian y cultivan la sabiduría de sus empleados. En el libro, ponemos el ejemplo de la facultad de medicina de la Universidad de Harvard”, explica Schwartz.

Este centro de entrenamiento profesional permite a sus estudiantes de medicina, quienes ya saben las reglas y regulaciones de su profesión, gastar un día a la semana trabajando con sus pacientes en la clínica. A diferencia de otros programas, los doctores tienen el tiempo de seguir a sus pacientes a lo largo de todo el año y comprobar su evolución.

Con este proceso ganan “el sentido común” del que hablaba Aristóteles.

Obstáculos en el camino

Enlace original de la imagen

Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculizando un camino...


Luego se escondió y miró para ver si alguien quitaba la tremenda piedra. Algunos simplemente la rodearon. Muchos culparon a la autoridad por no mantener los caminos despejados, pero ninguno de ellos hizo nada para sacar la piedra del camino. Un vecino del pueblo que vivía en el sitio más descampado, pasaba por allí exhausto con un fardo de leña sobre sus hombros; y la vio. Se detuvo, luego se aproximó a ella, puso su carga en el piso trabajosamente y trató de mover la roca a un lado del camino. Después de empujar y empujar hasta llegar a fatigarse mucho, con gran esfuerzo, lo logró. Mientras recogía su fardo de leña, vio una pequeña bolsita en el suelo, justamente donde antes había estado la roca. La bolsita contenía muchas monedas de oro y una nota del mismo rey diciendo que el premio era para la persona que removiera la roca como recompensa por despejar el camino. El campesino aprendió ese día que cada obstáculo puede estar disfrazando una oportunidad, tanto para ayudar a los demás como para ayudarse asimismo.

Las revoluciones son cosa del tercer mundo

Enlace original de la imagen

O al menos así debe quedarnos claro. No hay lugar para dudas. El País, Público, El Mundo, la Ser, TVE… todos los medios nos lo dejan claro. En el Tercer Mundo Mundial se está produciendo un movimiento de derrocamiento de los “nuevos” dictadores (dícese nuevos porque es muy importante señalar como las actitudes de ellos en las últimas tres semanas han provocado que dejen de ser aliados democráticos de Occidente para convertirse en Dictadores antiguos.

Esa maravillosa relación entre el ser y la idea donde no son dictadores (hasta que EL País decide que lo son). Unos movimientos prodemocráticos para equipararse a nosotros que sólo pueden llenarnos de comprensión y simpatía, ya que puede permitir al Tercer Mundo incorporarse a la verdadera senda de la civilización, una vez que coloquen en la calle unas urnas de cristal donde cada cuatro años coloquen un conjunto de papeles con nombres, personas que pueden prometer lo que quieran porque luego no tienen ninguna obligación de conseguirlo. Egipcios, tunecinos y demás están a punto de conocer la verdadera felicidad.

Porque la esencia de la felicidad es esa. La civilización es así, la verdadera civilización. Por eso nunca puede ocurrir una revolución en España. Porque nosotros ya hemos alcanzado la perfección del sistema más perfecto y conocido en la Historia Humana. Hemos de mirar con simpatía y alegría esos movimientos (y, sinceramente, lo hacemos). Pero es de retrógrados radicales antisistema, antiespañoles y antitodo soñar con repetirlos e imitarlos. Esto No es el Tercer Mundo, nos lo recuerdan todos los días.

Aquí no existe un completo inmovilismo en el poder, donde todos los gobernantes parecen lo mismo y siguen un mismo plan económico desde hace más de treinta años, siempre sometidos a los intereses prioritarios de EE.UU. No, esto es España. Aquí no existe un sistema electoral que sistemáticamente conduce al fraude de la voluntad y soberanía ciudadana, alterando los resultados reales para garantizar un falso sistema de turno. No, esto es España. Aquí no existen Jefes de Estado que heredan sus cargos directamente de asesinos. Aquí no existe un poder económico decisivo que gobierna todas nuestras decisiones en favor de unos pocos, con un continuo retroceso del peso salarial en el PIB. Aquí no existen camarillas de intereses que privatizan sistemáticamente todos los recursos públicos en manos de amigos. Aquí no hay casos de corrupción generalizada en el sistema político. Tampoco tenemos estructuras sindicales subvencionadas y directamente situadas al servicio del poder. No conocemos el significado de la pobreza y el desahucio, ni tenemos tasas altas de paro juvenil que obligan a las actuales generaciones a vivir peor que sus padres y abuelos. No sabemos lo que es el fanatismo porque somos casi un estado laico, bueno Aconfesional, pero nuestra Iglesia y religión mayoritaria abunda en las declaraciones directas de respeto a la democracia, la pluralidad y el conjunto de las personas. No vivimos la difusión generalizada de pensamientos fanáticos porque ninguno conocemos canal alguno de televisión que practique de manera sistemática la mentira y la difusión del fanatismo. Mujeres y hombres son plenamente iguales, salvo ligeras anécdotas de asesinatos, discriminaciones, diferencias salariales mínimas del 23 por ciento y quizás, sólo quizás, la pervivencia de algún discurso social y cultural machista y discriminatorio. No, esto es España y por tanto incomparable. No tenemos ese culto por la violencia y la sangre, ese desprecio por la vida ni poseemos fiestas sangrientas públicas de asesinato de personas, ni, por supuesto, de tortura y crimen planificado de animales como si fuera un espectáculo cultural a enseñar a nuestros jovenes. Aquí la justicia es igual para todos, y nadie se escapa de un sistema judicial independiente y justo, donde ni el dinero ni los amigos pueden ayudarte a escapar de una justa sentencia. Aquí todos y todas contribuyen en base a su capacidad económica al sostén de un sistema público y social cada vez más amplio y mejorable, sin permitir estructuras internas de paraíso fiscal, y creando un sistema económico donde se prime el trabajo y la inversión en vez de la estafa y la especulación.

No, esto es España, y como El País, Público, la Ser, el Mundo, Intereconomía… y todos los demás medios nos anuncian, no se me ocurre NADA que permita comparar los casos.

Porque las revoluciones son propias del Tercer Mundo, de los que realmente tienen motivos para quejarse. Y como nosotros no somos tercer mundo porque somos occidente no podemos plantearnos ni tan siquiera el paralelismo.

O quizás, al final, lo que ocurre es que somos simplemente gilipollas... 

Compramos de manera subconsciente

Enlace original de la imagen

La nueva era de la investigación es innovar 
con base en motivos y sentimientos subconscientes.
Hace menos de dos años se probó por primera vez en 
forma científica que el 85% del proceso de decisión cuando 
uno compra cualquier bien y servicio es subconsciente.
Muchos se preguntarán cómo se puede probar esto…



El experimento se hizo en una clínica, donde neurocientíficos y mercadotecnistas norteamericanos introdujeron a una docena de consumidores dentro de una máquina de resonancia magnética (FMRI, por su sigla en inglés), con el fin de explicar de manera práctica el fenómeno.

Esta máquina es lo más parecido a una de radiografía o escáner térmico, que con base en tomar 70 fotos por segundo puede entender qué parte del cerebro está en actividad y está trabajando o procesando los impulsos que produce un proceso de compra o producto.

Sabemos que el cerebro tiene varias zonas o circuitos, pero sólo una parte pertenece al sistema consciente y otras pertenecen al sistema de pensamiento subconsciente.

Con el fin de explicar mejor el experimento, cabe aclarar que .
el pensamiento subconsciente es una mezcla de pensamientos subconscientes e inconscientes


Un pensamiento subconsciente es, por ejemplo, el sabor. Usted sabe que el helado de vainilla es su favorito y es consciente de eso, pero no sabe por qué le gusta. En cambio, un pensamiento inconsciente es algo que no tiene una razón analítica o racional, como por qué algo le gusta. Por ejemplo: el sexo, comer, ir al baño, etc.
 
Es importante decirlo, pero en el mundo del marketing y en el proceso de decisión hay mucho inconsciente dentro del juego.
¿por qué comprar un Hummer si vive en Manhattan? ¿Por qué si sólo lo usa para ir al supermercado?

En estudios subconscientes se ha probado que la gente compra el Hummer por una necesidad subconsciente de dominación, de sentirse más poderosa y fuerte por las calles. 


Los doctores introducen a algunos consumidores dentro del claustrofóbico FMRI, con audífonos y lentes pantalla, y les transmiten imágenes, pasajes de compras o productos. Al proyectarse la imagen de un producto o la experiencia de comprarlo y probarlo, como un iPod, el consumidor piensa y siente, y el FMRI puede detectar qué proporción del cerebro consciente o subconsciente está en actividad.

Cada vez que el consumidor piensa en el proceso de compra o en el producto, la máquina registra en dónde se genera la actividad cerebral; de esta manera, es posible cuantificar qué proporción del cerebro, dentro del proceso de compra, es consciente o subconsciente.

En el Mind Institute de Harvard, dirigido por el doctor Gerald Zaltman, se dice que existen procesos de decisión que son 95% subconscientes.

Pero ¿qué nos dice todo esto realmente?
Lo que nos dice es que por falta de técnicas de lectura de hábitos subconscientes del consumidor nos equivocamos tanto en nuestras implementaciones como en las tácticas de mercadeo.

Esto pasa porque operamos nuestro criterio estratégico con sólo el 15% de información real al utilizar técnicas que sólo leen este porcentaje. Así, al preguntarle al consumidor qué quiere, la respuesta obtenida es sólo el 15% del motivo real.

Pero ¿cómo podemos interpretar los motivos subconscientes del consumidor?

Para entender los verdaderos motivos subconscientes de decisión del consumidor existen varias técnicas probadas, por lo que hay que trascender la pregunta obvia; es aquí donde ésta cobra mayor importancia, debido a que es imposible obtener una respuesta del sentimiento subconsciente si no se sabe formular una pregunta en forma correcta.

Entre los experimentos hechos en Harvard se crearon productos perfectos basados en el criterio del consumidor, pero al ser ejecutados perfectamente menos del 10% se vendieron.
¿Por qué si todos fueron aprobados en concepto, precio, color, forma, etc.?


Cómo leer el subconsciente

A continuación daré las bases de una técnica tan sencilla para leer de manera práctica y fácil el subconsciente, que lo puede hacer una persona sin conocimiento académico, psicológico o antropológico. Se llama la técnica del análisis metafórico, hoy en día una técnica muy popular que difundió en los noventa el doctor Zaltman.

Así funciona en seis prácticos pasos:

1. Invite a un consumidor a una sala con una mesa grande, varias revistas (mínimo 20) de diversos temas y unas tijeras.

2. Pídale que piense en forma paciente y concentrada en la marca que quiere investigar y que trate de encontrar emociones que él ha sentido al usar esta marca; haga que busque en las imágenes estos sentimientos, y cuando encuentre una correlación del producto con la imagen debe recortarla. Déjelo solo y concentrado en la sala aproximadamente 30 minutos, realizando este ejercicio.

3. Cuando regrese, se dará cuenta de que tendrá entre 15 y 30 imágenes; en ese momento pídale que escoja sus diez imágenes favoritas cuidadosamente y que tire a la basura las demás.

4. Escanee rápidamente las imágenes y archívelas en un software de composición fotográfica, como Photoshop. Ahora que tiene todas las imágenes juntas, pídale al consumidor que las jerarquice por importancia y tamaño.

5. Ahora él debe contarle una historia con las imágenes y usted tiene que tratar de entender la correlación de una imagen con otra. Grabe cada historia que construirá con cada una de las imágenes.

6. Al tener transcritos estos relatos, intente interpretar lo que él le está tratando de decir a través de ellos; es muy probable que tenga en las manos los conectores y desconectores más importantes de esa marca y con esto podrá crear un nuevo producto, promoción o comercial de televisión, con base en un abanico de insights subconscientes.
Innovar con base en insights subconscientes ha demostrado ser una de las pocas formas de diferenciarse y minimizar el riesgo de innovación del próximo comercial de televisión o producto.
Para minimizar el margen de error, considere innovar en forma más emocional que racional; incursionar en el año 2010 en el uso de nuevas técnicas de investigación, como investigación antropológica cultural, etnografía vivencial, debates en tríadas, sesiones de improntas, etc., le dejará muy buenos resultados.
Por favor, evite preguntarle al consumidor qué quiere, pues si se basa en esa respuesta se confundirá y es posible que lo lleve a un probable fracaso. 

Análisis de las pulsiones

Enlace original de la imagen

El concepto de pareja ha sufrido muchas adaptaciones a lo largo del tiempo; nos llevaría casi una eternidad describir por cuantas y cuáles han sido las etapas por las que ha tenido que atravesar para llegar a lo que estamos viviendo actualmente. Sin embargo, es posible hacer una descripción clara a través de la ejemplificación de los que son las pulsiones. Analicemos pues, uno de los conceptos que nos encontramos en línea, para posteriormente poder utilizar de forma asertiva dicho concepto en todos nuestros artículos, sobre todo aquellos que se refieran a la sexualidad humana, y ya que causa tanto escozor el tema entre los círculos conservadores, nos hemos visto en la enorme necesidad de dedicarle un artículo entero al análisis de este término para evitarnos criticas no fundamentadas en el futuro.

Primeramente debemos hacer una breve conceptualización de lo que es una pulsión. Pulsión (del francés pulsión, y ésta del latín pulsio y pulsun y estos del verbo pulsāre: pujar, impeler), en psicoanálisis, impulso psíquico característico de los sujetos de la especie humana.

López Ballesteros, como la mayoría de los traductores al inglés, traduce la palabra alemana Trieb por “instinto”, y los traductores franceses posteriores a Lacan la traducen por pulsión, aunque por lo general se interpretan de modo distinto. La pulsión sería algo dinámico, en la que influye la propia experiencia del sujeto, y su historia ontogenética, la referida al desarrollo de éste. En cambio, el instinto sería netamente congénito, heredado genéticamente. El instinto es típico de los animales no racionales. Mientras que el instinto posee objetos precisos e inamovibles para su satisfacción, las pulsiones carecen de objetos fijos, predeterminados.

Se denominan así pulsiones a las fuerzas derivadas de las tensiones somáticas en el ser humano, y las necesidades del ello; en este sentido las pulsiones se ubican entre el nivel somático y el nivel psíquico. Así como las pulsiones carecen de objetos predeterminados y definitivos; también tienen diferentes fuentes y por ello formas de manifestación, entre ellas: Pulsión de vida o Eros, pulsión de muerte o Thanatos, pulsiones sexuales, pulsión de saber, etc.

A fines de s. XIX Sigmund Freud observa que en el ser humano existen motivaciones perentorias y somáticas que escapan a lo instintivo, es más: pueden ir contra lo instintivo; de hecho, la “conducta” humana es un conjunto de “conductas” extremadamente variables que superan a la definición característica del instinto. Con todo, durante algunos años mantiene la denominación de “instinto” (“Instinkt” escribe en alemán). Aún sin una designación definitiva, en 1905, en los “Tres ensayos para una teoría sexual” explica ya claramente la diferencia entre instinto y pulsión: pulsión designa al impulso provocado ante una excitación y una tensión corporal, tensión que tiende hacia diversos objetos y que si accede a ellos sólo se descarga momentáneamente; la pulsión -a diferencia del instinto- nunca queda satisfecha completamente. Sin embargo veremos más adelante que estas conceptualizaciones son muy debatidas.

En 1910 Freud introduce el concepto de pulsión sexual (la teoría psicoanalítica “clásica” siempre ha enfatizado lo libidinal de las pulsiones) por semejanza con el concepto de “pulsión de nutrición” (en efecto, nada casualmente, en alemán la palabra Lust tiene los significados normativos de “hambre”, “apetito”, “ganas”, “inclinación”, “gusto”). Sin embargo será clave el uso por parte del mismo Freud de otra palabra alemana para denominar y conceptualizar a estos impulsos metainstintivos, el uso de la palabra Trieb que luego se traducirá al español mediante la palabra pulsión.



La diferencia entre instinto, impulso y pulsión es materia de discusión puesto que muchos psicólogos consideran que instinto o impulso, y pulsión serían conceptos equivalentes. La explicación es que los conceptos son creaciones del lenguaje, y no entidades con existencia propia. Las diferencias serían de semántica e interpretación, no de existencia ontológica.

Estas diferencias semánticas han sido establecidas no por Freud, sino por sus seguidores al traducir los textos y comentarlos.

Los instintos también tienen las características de la pulsión. Por un lado, tienen los cuatro componentes que se atribuyen a la pulsión. Por otro lado los objetos en los animales no humanos no son predeterminados y definitivos, por eso se los puede entrenar y por eso se pueden domesticar muchas especies animales. En etología se sabe que se puede lograr que ciertos animales copulen con objetos, si estos objetos son diseñados con las características adecuadas. Al mismo tiempo los animales no humanos también aprenden de la experiencia y por lo tanto los instintos son muy flexibles igual que el concepto de pulsión.

No es posible afirmar que las pulsiones no se satisfacen y que el instinto se satisface. En efecto, las pulsiones tienen una satisfacción temporal, pues de lo contrario la conducta quedaría paralizada. El individuo ante una pulsión que siempre tiene origen somático busca satisfacerla y puede lograrlo por un cierto tiempo, hasta que la pulsión nuevamente exija nueva satisfacción. La pulsión sería la alarma o indicador psíquico de una necesidad somática. Si las células del cuerpo necesitan agua H2O, el aparato psíquico recibe una señal equivalente a las sensaciones de sed. Ante dicha sed el organismo recurre a su experiencia para intentar saciar dicha sed, y lo logrará por ejemplo, bebiendo de una fuente de agua. Pero esto sucede exactamente igual con los instintos o impulsos biológicos: aparece un impulso instintivo, como ser hambre y el organismo actuará para obtener alimento y comer de modo tal que la necesidad quede satisfecha, hasta que nuevamente se repita esta necesidad en un momento posterior. Como se puede ver, un instinto o impulso es temporalmente satisfecho, del mismo modo que el postulado para las pulsiones.

También hay que recordar que muchas especies pueden aprender a realizar conductas al escuchar órdenes emitidas verbalmente por humanos, o bien mediante mensajes sonoros, visuales o de otro tipo. Esto implica que su conducta puede ser modificada por el lenguaje y por la cultura, en principio la cultura humana.

Se afirma que los animales no racionales tienen instinto, pero no pulsión, y que el instinto es un reflejo automático del tipo estímulo-respuesta, pero que la pulsión no tiene dicha característica. El problema de la racionalidad no puede ser invocada puesto que es materia de debate. En principio, se podría afirmar que los humanos son los únicos animales con lenguaje hablado. Comunicarse se comunican todos los organismos vivos, e incluso las máquinas, pero se afirma que el humano es el único que se comunica mediante el lenguaje hablado y que el lenguaje hablado tiene la característica de la polisemia. Esta característica de la polisemia, se acompaña de la capacidad imaginativa, por lo cual es posible todo tipo de tropos y modificaciones.

Esto implica que cualquier palabra que un individuo, mediante asociaciones semánticas o fonéticas o visuales, logre vincular con alguna sensación, dicha palabra quedará asociada a la sensación. La publicidad y el marketing se valen de esta característica, y la semiótica y semiología estudian estas cualidades de los signos. De este modo, entre el estímulo y la respuesta, existiría un intermediario, que es el lenguaje, o mejor dicho;

  1. Las reglas y mandatos sociales que han sido fijados en la memoria del individuo, 
  2. Lo que el individuo cree o imagina que la sociedad espera de él. 
  3. Las sensaciones de placer o displacer que el individuo asocie con dicho estímulo y las posibles respuestas.
Una excitación sexual de origen químico puede asociarse a una palabra y evocar en la memoria el objeto que dicha palabra denota o connota (por ejemplo el rostro de una persona), o una palabra puede desencadenar por asociación una excitación sexual química. Esto significa que ante un estímulo, la respuesta va a ser variable dependiendo de los factores mencionados. Aparece la toma de decisión que precede a la respuesta, y por lo tanto la respuesta ya no sería automática sino que está mediada por una elección ante distintas alternativas. Si no hubiese elección posible, entonces estaríamos frente a un estímulo-respuesta automático.

Al mismo tiempo, pulsión de vida y pulsión de muerte lo tienen todos los organismos vivos, tal cual Freud mismo lo postuló en sus trabajos, por ejemplo en uno de los últimos: Esquema del psicoanálisis (1938). Esto es una lucha de la materia propiamente viva en su organización, y no una característica de los humanos. Específicamente nos dice que Respecto de la pulsión de destrucción, podemos pensar que aparece como su meta última trasportar lo vivo al estado inorgánico; por eso también la llamamos pulsión de muerte. Si suponemos que lo vivo advino más tarde que lo inerte y se generó desde esto, la pulsión de muerte responde a la fórmula consignada, a saber, que una pulsión aspira al regreso a un estado anterior (…) Esta acción conjugada y contraria de las dos pulsiones básicas produce toda la variedad de las manifestaciones de la vida. Y más allá del reino de lo vivo, la analogía de nuestras dos pulsiones básicas lleva a la pareja de contrarios atracción y repulsión, que gobierna en lo inorgánico.

Freud explica en Esquema del psicoanálisis: El poder del ello expresa el genuino propósito vital del individuo. Consiste en satisfacer sus necesidades congénitas. Un propósito de mantenerse con vida y protegerse de peligros mediante la angustia no se puede atribuir al ello. Esa es la tarea del yo, quien también tiene que hallar la manera más favorable y menos peligrosa de satisfacción con miramiento por el mundo exterior. Aunque el superyó pueda imponer necesidades nuevas, su principal operación sigue siendo limitar las satisfacciones. Llamamos pulsiones a las fuerzas que suponemos tras las tensiones de necesidad del ello. Representan {repräsentieren} los requerimientos que hace el cuerpo a la vida anímica.

Freud ya planteaba estos problemas desde sus primeros escritos, como en Proyecto de psicología para neurólogos (1895) donde habla de la vivencia de satisfacción como el mecanismo neuronal necesario para que un objeto que satisface una necesidad, pueda ser posteriormente evocado de modo tal que un organismo pueda volver a satisfacer dicha necesidad. Este mecanismo es necesario para que cualquier organismo aprenda de la experiencia y se oriente en el mundo para satisfacer sus necesidades. Si los organismos vivos no tuviesen dicha vivencia, entonces no podrían aprender a diferenciar los objetos del mundo que pueden ser consumidos, y no podrían diferenciar lo percibido de lo rec

Por otra parte, por un lado se afirma que la pulsión carece de objeto fijo, pero por otro lado se afirma que el individuo toda su vida buscará un objeto perdido, o incluso se afirma que el individuo toda su vida buscará un objeto que nunca existió. En definitiva, reducen toda la problemática humana a un único objeto. ¿Hay algo más rígido que un objeto que se busca toda la vida? Es por esto que cuando se indaga en las distintas teorías que pretenden distinguir entre instinto y pulsión, la diferencia se desvanece.

Pero ¿por qué tanto interés en definir al concepto cuando entre los mismos especialistas no logran ponerse de acuerdo? La respuesta es simple; haremos varias comparaciones en cuanto a las conductas humanas más habituales en nuestra sociedad y será muy importante saber distinguir entre lo que es humanamente controlable y lo que en definitiva no. De este análisis de la realidad conductual surgirán algunas ideas que deberán ser analizadas antes de ponerlas en práctica. Debemos recordar también en todo momento, que el conocimiento en sí mismo no representa un aprendizaje significativo y que sólo aquel que es validado a través de la experiencia puede ser fijado en los esquemas más básicos de aprendizaje en el ser humano. Comencemos entonces, una vez aclarado este punto, con todo lo concerniente a la pareja y a su sexualidad.

Desvelado el ingrediente secreto de la Coca Cola

Enlace original de la imagen

La bebida gaseosa más famosa en todo el mundo, conocida mundialmente por su inigualable sabor, el cual ninguna empresa ha sabido igualar, ahora ya no posee ingredientes secretos, ya que el sitio web 'This american life' ha publicado en sus páginas virtuales los ingredientes con los que se realiza esta bebida

Según la plataforma de Internet, los ingredientes de Coca Cola ya habían sido desvelados con anterioridad, más precisamente en 1979, cuando un artículo de prensa publicó cuáles eran esas sustancias que le daban el toque mágico de incomparable sabor a la bebida.


Según estos datos la fórmula fue publicada en un periódico en Atlanta, Georgia, concretamente el diario 'Atlanta Journal-Constitution', que atribuye la receta a John Pemberton. Pero aún así la incógnita no queda descifrada por completo porque una parte de la fórmula se llama '7X' para darle más mística, según dice 'Daily Mail'.




De acuerdo a los datos que se ven en el artículo de prensa, los ingredientes reales de Coca Cola son los siguientes:

· 3 copitas de extracto de fluido de coca
· 3 onzas de ácido cítrico
· 1 onza de cafeína
· 30 gramos de azúcar 
· 2,5 onzas de agua
· 2 pintas de jugo de limón
· 1 onza de vainilla
· 1,5 onzas de caramelo
· 7X (cómo mezclarlo)
· 8 onzas de alcohol
· 20 gotas de aceite de naranja
· 30 gotas de aceite de limón
· 10 gotas de aceite de nuez moscada
· 5 gotas de aceite de cilantro
· 10 gotas de aceite de neroli, extraído de las flores del naranjo amargo
· 10 gotas de aceite de canela.

Igualmente, el artículo pone de manifiesto que el verdadero secreto de la bebida es el jarabe que calma el cerebro y los nervios, receta que jamás ha sido implementada de la manera adecuada por ninguno de los competidores de la gigante empresa. Además, es posible que la composición de la misma haya variado con el tiempo y que nunca se sepa realmente cual es el ingrediente que la hace incomparable.

La fórmula de Coca Cola se creó en 1886 y desde entonces su composición ha sido guardada en caja fuerte y sólo la conocían íntegramente dos empleados de la empresa. De hecho se cree que el creador rompía las facturas de los ingredientes comprados para que no se pudiera averiguar. Pero según esta web, el historiador Mark Pendergrast ha corroborado que la receta difundida por 'This american life' es real.
Así que si desean hacer su propia Coca Cola, pero no ya que sí hay un ingrediente que no podrás obtener: el fluido de extracto de hoja de coca. Al parecer la compañía es la única del mundo autorizada a través de un acuerdo con la DEA (la administración norteamericana de lucha contra la droga) a cultivar, procesar y comercializar ese producto.

Excusas femeninas para terminar una relacion de pareja

Enlace original de la imagen

A veces rechazar a un hombre es una tarea dura. Expresar sin quedar mal que no se quiere a alguien como pareja puede ser muy complicado. A veces la situación requiere ser clara y concisa siendo a la vez súper amables para no herir los sentimientos de ese pa/esado que aun te persigue…

Pero... ¿Es creíble tanta amabilidad?

· Siento que quiero estar contigo, pero que ahora no es el momento.

· Yo jamás estuve con un hombre que me haga sentir como tú. Nuestra relación es perfecta, pero la perfección no existe. Tenemos que terminar, quizás en un futuro me arrepienta y vuelva contigo.

· Te quiero, lo paso muy bien contigo, eres muy bueno, eres muy cariñoso, me gustas, eres el hombre que toda mujer quisiera tener al lado, puedes contar conmigo para lo que quieras, pero no me alcanza para seguir contigo, te quiero como a un amigo. Cualquier cambio en mis sentimientos, yo te llamo.

· Lo siento, creo que necesito tiempo, necesito pensar en muchas cosas. Estoy confundida la verdad si te quiero y te amo pero creo es lo mejor para los dos. Aparte sabes que soy cristiana y no me permiten tener novio.

· No sé qué me pasa últimamente, no quiero hablar. Necesito estar yo sola, encontrarme conmigo misma. No, no me busques, prometo que voy a volver contigo, lo que no sé es cuando, pero te prometo que volveré, aunque a lo mejor para ese momento eres tu el que no me quieres más, pero correré el riesgo.

· Lo nuestro se está apagando, yo ya no siento lo mismo… me di cuenta anoche en una fiesta, lo siento, de verdad que no es por otro, es que no quiero ahora tener ninguna relación.

· Yo me he arriesgado por hombres que no valían la pena… Tú eres bueno, te quiero un montón, pero no me quiero arriesgar.

· No sé lo que me pasa estoy confundida, necesito tiempo para pensar mejor las cosas, no estoy preparada para un novio en este momento, aléjate de mi, por ahora solo puedo ofrecerte espinas, no quiero hacerte daño, no quiero ser la cruz con la que tengas que cargar, yo te volveré a buscar cuando sea el momento para nosotros.

· Te quiero, has sido muy importante en mi vida, nunca te olvidaré, siempre podrás contar conmigo en lo que quieras…

· Se me cruzaron los circuitos cerebrales. Estoy confundida necesito tiempo para estar sola y conectarme nuevamente conmigo misma.

· Creo que te sientes atado a mí y te quito la oportunidad de conocer y salir con otras mujeres, así que creo que lo mejor es que terminemos, eres muy dulce y especial, pero no te quiero quitar esas oportunidades.

· Te quiero mucho, estoy segura de que te amo pero en estos momentos mi vida es muy complicada y no me queda tiempo para darte una relación seria, puedo salir contigo como con los amigos de la escuela cuando quieras pero nada mas como amigos hasta que mi vida deje de ser complicada, sé que no te merezco y lo entenderé si estas molesto y no quieres estar cerca de mí.

· Te quiero pero no te amo, he retrasado esto por meses porque tú has hecho demasiadas cosas por mí y pensé que no era justo que yo te dejara cuando tú siempre estas para mí, por favor perdóname, sé que te estoy haciendo daño, yo estoy muy agradecida contigo. Eres una persona maravillosa que puede hacer feliz a cualquier mujer y estás perdiendo tu tiempo conmigo. No es justo para ti estar en una relación con una mujer como yo.

· Sé que me amas y me quieres, pero tengo mi vida no resuelta, mi ex marido y yo tenemos muchos problemas y hay que resolverlos. No estoy bien y no quiero hacerte daño, mi ánimo es el peor y tú debes alejarte para que esté sola en esto, no quiero hacerte daño con estas cosas no resueltas, me duele el alma dejarte amándote como te amo, pero entiende que es lo mejor.

· Lo siento, te amo mucho pero no puedo seguir contigo, son muchas cosas, no me preguntes porque, yo te amo mucho, te voy a recordar a cada minuto pero estoy pasando por una crisis, te pido perdón, pero lo único que quiero es que te alejes de mi, ya no me llames, no me busques, déjame en paz, no quiero hacerte daño, ni mucho menos lastimarte, yo tengo claro mis sentimientos hacia ti y es que te amo más que nunca, pero hay algo que se opone entre nosotros, por favor hazme caso entiende por lo que estoy pasando, yo te amo pero no puede ser. Tu recuerdo siempre vivirá aquí muy adentro mío. Te amo no lo olvides.

· Te pido, que me des un tiempo para pensar mejor las cosas, yo te amo con toda mi alma, pero no puedo seguir contigo, solo entiéndeme por favor, ya no puedo más, me duele decirte esto jamás pensé hacerlo, pero es lo mejor para los dos, jamás me imagine hacerte esto. Jamás en la vida volveré a amar como te amo a ti, yo te seguiré amando por el resto de mi vida. Nunca lo olvides.

· Eres maravilloso! Pocas veces he conocido a alguien tan lindo como tú, y me duele tener que decirte esto, porque no sé si algún día, llegaré a tener de nuevo el amor de alguien tan bueno como tú. Pero en estos momentos mi vida está llena de problemas, personales y familiares, y creo que no puedo ofrecerte todo lo que te mereces, me mata decirlo, pero lo mejor es que te alejes de mi, quizás solo por un tiempo, mientras esto pasa. Recuerda que te quiero, y no me olvides, pues yo tampoco lo haré.